Una denuncia por violencia y amenazas complica a sindicalista del PAMI

0
38

Leandro Vallejos, referente de la Agrupación “La 13 de Noviembre” en el gremio UTI, fue acusado por una trabajadora de limpieza de uno de los edificios del instituto.

Una denuncia por amenazas y malos tratos complica a un referente gremial de la Agrupación Sindical “La 13 de Noviembre” del sindicato del Instituto Normal de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados de PAMI

Hablamos de Leandro Vallejos, quien se desempeñara como secretario gremial de la Seccional 11 de la UTI -Unión de los Trabajadores del PAMI-, cuando fue denunciado por una trabajadora de limpieza del edificio del organismo ubicado en Perú al 169 de la Ciudad de Buenos Aires.

La denunciante acusó a Vallejos en la Justicia tras ser víctima de un presunto hecho de violencia, a raíz de un accionar habitual en sus tareas de mantenimiento en su rol de encargada de limpieza.

Según la mujer, Vallejos “irrumpió” en su jornada de trabajo de manera “intimidante” exigiéndole respuestas por un corrimiento de cajas de uno de los pasillos del edificio.

“(…) En uno de los pasillos encontré unas cajas vacías, y le pedí a uno de los empleados que dependen de mí, que las sacara del edificio porque me habían informado que había una rata dando vueltas. (…) Apenas comenzada la tarde, me encontraba desempeñando mis tareas habituales en un ambiente tranquilo. Sin embargo, de forma agresiva, el Señor Leandro Vallejos irrumpió ese clima entrando a mi sector con un tono de voz muy elevado, preguntando intimidantemente “¿Quién es el responsable de la limpieza?””, relató.

Y agregó, ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional: “Al verme con mis elementos de trabajo acreditó mi labor sin si quiera dejarme responderle. Continuó manifestándose violentamente, sólo que esta vez dirigiéndose únicamente a mí, y diciendo “¿Quién te creés que sos para hacer lo que hacés? ¡No tenés idea con quién te estás metiendo!”. Yo le respondí que sólo estaba cumpliendo con mi trabajo, pero eso no lo detuvo. No le alcanzó con hacerme sentir agredida una sola vez, y continuó insultándome: “¿Quién carajo te creés vos para sacar la basura a la calle, pendeja?”. Me amenazaba, diciéndome “Vos pendeja, no sabés con quién te metiste. ¡Me las vas a pagar!”, “Te vas a quedar sin trabajo, sin nada””.

La denunciante señaló que Vallejos, de 40 años de edad, habría impulsado una campaña de desprestigio en su contra con una pegatina de carteles con su cara en distintos edificio del PAMI, en el Hospital Gutiérrez y Hospital Churruca, donde se desempeñan otros trabajadores de la empresa de limpieza UADEAL de la que ella es parte.

Todo sucedió el 29 de marzo del año pasado. La denuncia, a pesar de las pruebas testimoniales y documentales presentadas, fue archivada por la Fiscalía 10.

Pero sin cesar en la lucha, la mujer logró que, tras idas y vueltas y a merced de los tiempos judiciales, el pasado 6 de diciembre el Fiscal de Cámara del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriel Unrein, acepte su oposición a la decisión y deseche el archivo de la causa.

Por lo tanto, el expediente que complica a Vallejos sigue su curso y a la brevedad podría ser citado a dar explicaciones de lo denunciado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí