EL G24 EXIGIÓ AL FMI ELIMINAR LOS SOBRECARGOS POR SU CARÁCTER “REGRESIVO Y PROCÍCLICO”

0
96

Los países que integran el Grupo de los 24 (G24) instaron hoy al Fondo Monetario Internacional (FMI) a modificar la política de sobrecargos de tasas de interés para ayudar a la recuperación económica de los países, en el contexto de la pandemia del Covid-19.
Este es un pedido que venía sosteniendo el Gobierno de Alberto Fernández a través del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien actualmente está negociando con el organismo multilateral por la deuda de 45.000 millones de dólares que tiene el país.
“Dado que éste es el año para que el FMI revise sus políticas de límites de acceso y de sobrecargos de tasas de interés, instamos al Fondo a corregir el carácter regresivo y procíclico de la política de sobrecargos y a considerar medidas específicas, como suspender dichos sobrecargos en este momento para ayudar a la recuperación económica de los países”, dijo el G24.
En un comunicado, el grupo de países agregó: “Alentamos al FMI a seguir considerando una reducción permanente significativa de los sobrecargos o su eliminación”.
Guzmán había dicho que la política de recargos es “regresiva y procíclica”, (mismas palabras que hoy manifiesta el G24 en su comunicado): “es desigual, porque afecta de manera desproporcionada a los países emergentes y de ingresos medios con las cuotas más bajas, y es procíclica, porque impone condiciones más duras a los países que tienen condiciones de mercado más adversas”.
El Grupo de los 24 fue establecido en 1971 para coordinar las posiciones de los países en vías de desarrollo en temas referidos al desarrollo financiero y para asegurarse que sus intereses fueran adecuadamente representados en las negociaciones internacionales.
Este Grupo está integrado por Argentina, Argelia, Brasil, Colombia, Ecuador, Costa de Marfil, Egipto, Etiopía, Filipinas, Gabón, Ghana, Guatemala, India, Irán, Líbano, México, Nigeria, Pakistán, Perú, Sudáfrica, Sri Lanka, Siria, Trinidad y Tobago y Venezuela.
A su turno, Guzmán dijo que el primer paso necesario para una recuperación sostenible y equitativa es garantizar el acceso a vacunas de manera equitativa.
“La divergencia en el acceso a las vacunas es preocupante, tanto en términos de consecuencias humanitarias como económicas.
Agrega asimetrías a las asimetrías existentes que ya son grandes”, dijo.
Y agregó: “Si no cambiamos la situación en la pos-pandemia, se va a presentar un mundo aún más desigual, con más inestabilidades económicas, sociales y políticas. Por lo tanto, debemos trabajar juntos para lograr cambios en este asunto crucial”.
Afirmó que el segundo paso necesario para una recuperación inclusiva es una mayor liquidez para los países en desarrollo, por lo que Argentina apoya una nueva asignación general de Derechos Especiales de Giro por un monto de 650.000 millones de dólares.
“También pedimos una exploración de opciones que permitan reasignar voluntariamente DEG no utilizados a todos los países en desarrollo que necesitan liquidez, incluidas las economías emergentes y de ingresos medios”, dijo Guzmán.
Y celebró “la posición del G24 al hacer hincapié en la urgente necesidad de una revisión de la Política de Límites de Acceso y Recargos de tasas de interés en los programas de préstamos del FMI, que es una política regresiva y pro-cíclica que afecta más a los países que se encuentran en circunstancias más adversas y que no está alineada con la misión de mejorar la estabilidad financiera mundial”.
“En el contexto de la pandemia, una suspensión inmediata de los recargos, mientras se revisan las políticas, ayudaría a los países a recuperarse y debería ser considerado”, dijo el funcionario nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí